Por amor al arte y al hambre – Por Pascual Gassó

¡Comparte!

¿Se imaginan que los restaurantes ofrecieran un menú gratuito con entrante, primero, segundo, postre, café, degustación de quesos y vino todos los días?

Imagínense a un director de orquesta. Una persona que, como poco, ha estudiado 6 años de grado profesional, 4 años de grado superior, seguramente cursará o cursa un máster y, por otra parte, los diversos cursos de perfeccionamiento en su técnica y habilidad.

¿Y si le decimos a esta persona que después de todo esto trabaje gratis dirigiendo una orquesta sinfónica y que, además, su salario será de 0€ mensuales?

Encontramos normal que los artistas (pintores, músicos, bailarines…) trabajen «por amor al arte» y por ello nos encontramos noticias como ésta en nuestro país. La cultura pasa a segundo plano y, cuando requiere de un coste para mantenerla, la sociedad la rechaza.

Pinche en esta oferta para saber más.

Deja un comentario