Una pícara inocentada musical

¡Comparte!

¡Muy buenos días!

En este día tan especial queremos proclamar abiertamente que tenemos mucho sentido del humor, ¡muchísimo! Pero que a pesar de ello, consideramos que ya va siendo hora de que venga Juan y Medio, y una masa de gente nos corée “¡¡Inoceeeeenteee!!”, y nos den un ramico de flores, y una banda, y suene de fondo “MiFaSol MiLaSol, MiFaSolSol MiLaSolMi, LaDoooooo’ LaSoool…”.

No es que no nos gusten las bromas, pero convivir con ellas durante tantos años es bastante tedioso, la verdad. Incluso podríamos llegar a pensar que tal vez no nos toman en serio.

¿Recuerdas aquel día en que se le dijo a nuestros profesores, grandes maestros de la interpretación, que no podían dar conciertos y desempeñar su profesión a la vez, que estaba prohibido? O de aquella vez que tuviste ensayo con el pianista acompañante de tu conservatorio y te dijo que llevaba 10 años sin tocar el piano… ¡Esa sí que fue buena! Había profesores que no había manera de moverlos del centro; sin embargo, bastaba que te estuvieras preparando durante años para peregrinar a un conservatorio por un profesor en concreto, para que de repente, por motivos inciertos… ¡¡se convirtiera en Chocapic!! Entonces, podías esperar hasta varios meses para que se incorporara un sustituto una vez empezado el curso. Y para qué hablar de Valencia y sus oposiciones… ¡Menos mal que todo esto es ficción!

Recuerdo cuando llegaste por la mañana a tu conservatorio y encontraste el piano del aula naufragando entre las goteras. O cuando todavía conservabas una ingenuidad que te llevaba a creer que podrías acceder a una de las 7 u 8 cabinas de estudio que había para cientos de alumnos. A veces llegaban a conglomerarse distintos ensayos en un mismo aula, una verdadera iniciación a la música de anti-cámara. Pero menos dramático era esto que los fríos inviernos en los que había que sufragar los gastos de calefacción con donaciones de los turistas que pasaban por el centro… ¡Eso en caso de que hubiera calefacción! Si el presupuesto apenas daba para costear la electricidad del centro, teniendo que prescindir de ella a horas menos puntas, no sé cómo pensábamos permitirnos ese lujo.

En este día tan especial queremos proclamar abiertamente que tenemos mucho sentido del humor, pero que tal vez, sólo tal vez, esta Inocentada puede haber llegado demasiado lejos. Todas estas anécdotas no son sólo eso, sino que son casos que se repiten año tras año en los conservatorios superiores de música de España. Con esta carta no queremos limitarnos a denunciar esta situación que nos parece injusta e inmerecida, sino que queremos ofertar una solución a lo que ocurre a día de hoy. Si nadie está dispuesto a colgarnos la banda de “Inocente, Inocente” y cambiar las cosas, nosotros trabajaremos para buscar esa alternativa; porque en este día tan especial queremos proclamar abiertamente que tenemos mucho sentido del humor, pero sobre todo optimismo y energía para labrar un nuevo camino. ¿Te apuntas?

¿QUIERES LEER INFORMACIÓN CONTRASTABLE O MÁS TÉCNICA AL RESPECTO?

Dossier de legislación de nuestra web:

https://fnesmusica.wordpress.com/servicios/dossier-de-legislacion/

Tipología de profesores de los conservatorios superiores de música:

http://oysiao.jlmirall.es/?p=1258

Carta informativa a los alumnos de Oviedo sobre la convocatoria al cuerpo de catedráticos del Principado de Asturias:

Convocatoria al cuerpo de catedráticos

¿Por qué es importante crear y pertenecer a una Asociación de Estudiantes?

https://fnesmusica.wordpress.com/servicios/que-te-aporta/

Juan Pérez Floristán hablando con nosotros de educación:

https://fnesmusica.wordpress.com/2016/09/12/hablamos-con-juan-perez-floristan/

Achúcarro: “No doy clases en España porque no me puedo atar a un conservatorio”:

http://www.lne.es/aviles/2016/01/13/doy-clases-espana-atar-conservatorio/1867323.html

Manifiestos de plataformas que velan por un futuro de nuestras enseñanzas:

https://www.facebook.com/FNESMUSICA/posts/426097454249023

Casos concretos publicados sobre alumnos:

http://www.elespanol.com/cultura/20160123/96740342_0.html

Deja un comentario